Open Government: una antigua demanda sujeta a la innovación

Open Government: una antigua demanda sujeta a la innovación

Practicar Gobierno Abierto no debiera ser innovar. Los principios de open government son demandados desde tiempos atrás, y su puesta en marcha, la materialización de los mismos plasmada en una práctica de buena gobernanza debiera ser un derecho, una obligación, un principio y un gesto habitual innato dentro de la naturaleza de cualquier administración democrática.

Sin embargo el materializar el open government, hacer efectiva y visible esa filosofía y forma de trabajo, requiere de la innovación continua. Tanto en el continente como en el contenido.

Innovar en hábito 

Soy consciente de que absolutamente todos los miembros de este gobierno comparten, aplauden y secundan los principios del o gov, sin embargo es difícil practicar de una forma eficaz la transparencia, la participación y la colaboración en el quehacer diario de la gestión porque supone un cambio, una innovación en el hábito de conectar ese chip de los principios que se comparten con  la materialización de los mismos a través de las nuevas tecnologías.

Si el open government no es más que una actitud, si que es cierto que requiere de una acción que acompañe y refleje las acciones y la gestión de forma que todos los ciudadanos tengan acceso a la información de una forma transparente. Por lo tanto aquí encontramos la innovación en los hábitos, en los cambios de forma de trabajo de los administradores públicos.

Innovar en la forma

El plasmar la transparencia, el hacer factible la participación y la búsqueda del trabajo colaborativo a través de las nuevas tecnologías también requiere innovación. Una innovación constante, evolutiva y muy rápida, que sitúe a la administración en el mismo nivel  en el que ya está una buena parte de la ciudadanía y el mundo privado. Y si el Open Goverment es una práctica que tiene que ejecutar el gobierno, aquí no puede permitirse el lujo de situarse ni un solo paso por detrás. Eso requiere agilidad, investigación y no tener complejos para la prueba-error en vivo, un continuo beta si temor a sonrojarnos; porque las pruebas en este tema que requiere de la implicación de los usuarios no pueden hacerse, por primera vez, en casa y con gaseosa. Se trata de observar el uso de la ciudadanía y probar con ellos, no esperar a ver su comportamiento, sino avanzar en un aprendizaje continuo y conjunto    

 

Gobernu irekia praktikan jartzea ez luke berritzea izan behar, aspalditik mahai gainean dagoen eskaria baita. Sarrera berri honetan, gobernu irekiaren izaeraren inguruan aritzen gara. Gazteleraz irakurri

 

About Author

Comments

  1. Iñaki Ortiz
    Iñaki Ortiz 29 noviembre, 2010, 16:55

    Nagore, te ha tocado una responsabilidad difícil.

    Desarrollar la Administración electrónica cuesta. Y me refiero a la Administración electrónica en el sentido de la Ley 11/2007, de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos. Cuesta, y eso que no deja de ser hacer lo mismo por un medio nuevo. Podremos simplificar el procedimiento, reducir las cargas administrativas, evitar que presenten certificados de datos que ya obran en poder de la Administración e, incluso, implantar servicios proactivos, como el borrador de la declaración de la renta que nos mandan a casa, pero sigue siendo lo mismo, tramitar expedientes. Y, así y todo, cuesta.

    Pero el Gobierno Abierto supone empezar a hacer cosas que no estamos acostumbrados a hacer. Implica asomar mucho más la patita por debajo de la puerta, escuchar más a la ciudadanía, cooperar y entenderse más y mejor con las otras administraciones públicas, trabajar colaborativamente dentro de cada organización pública y, en general, adoptar una actitud abierta con respecto al entorno que nos rodea. Y eso es más que un cambio de medio, es empezar a hacer cosas que antes no hacíamos por ningún medio (o hacíamos muy poco). Por eso, desarrollar el Gobierno Abierto es aun mucho más difícil.

    Si te sirve, te diré que no estás sola, que hay unas cuantas que nos lo creemos, unas cuantas personas dispuestas a aportar nuestro granito de arena. Y puedes estar segura que cada vez seremos más, porque ese es el camino. Por lo menos, ese es el camino que merece la pena.

    Ánimo, que podemos 😉

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*