Open Assets: Una generalización de Open Data para facilitar la Reutilización de la Información del Sector Público

Open Assets: Una generalización de Open Data para facilitar la Reutilización de la Información del Sector Público

Datos abiertos u Open Data es una filosofía y práctica cuyo objetivo es lograr que determinada información del Sector Público sea accesible de forma libre y gratuita a través de internet y que, por tanto, sea reutilizable por todos los ciudadanos.

El mecanismo que se emplea para abrir o publicar los datos en internet o mejor dicho, los catálogos de datos, consiste en la definición de unas fichas de un catálogo o información estructurada con las que se caracteriza a los conjuntos de datos que se abren y catalogan para su distribución, así como a la entidad que los publica junto con la correspondiente documentación y las licencias de uso. Distribución en la que también se incluyen ciertos términos en la citada ficha con objeto de facilitar su localización y clasificación en las búsquedas manuales o en las que también se puedan realizar automáticamente por medios informáticos en el correspondiente catálogo de Open Data.

Primera generalización. El concepto de Open Data se puede generalizar para que pueda hacer referencia a cualquier tipo o activo de información del Sector Público que se desee abrir con objeto de que se pueda consultar y reutilizar. Surge así el concepto de Open Asset elemental, en el que un tipo de estos activos de información reutilizable es el de los propios datos u Open Data. De este modo, otro tipo de Open Asset elemental pasa a ser el de aquellos activos en los que su cuerpo sigue siendo opaco a efectos del proceso de su apertura y catalogación pero en los que, en lugar de contener datos, el cuerpo del nuevo activo contiene texto: Open Reports. Así un subconjunto de los Open Reports resulta ser el de aquellos activos cuyo cuerpo no sólo es un documento textual sino que éste corresponde al código fuente de una aplicación informática: Open Apps.

Todos los Open Assets elementales tienen en común que están formados por dos partes: cabecera y cuerpo, siendo desconocida la estructura interna del contenido de su cuerpo. Mientras que está perfectamente definida la información estructurada de su cabecera, encontrándose, entre los vocablos que componen ésta y que describen las características de un Open Asset, uno que corresponde al localizador de su dirección fija de internet en la que se encuentra el fichero o archivo contenedor del cuerpo del activo en cuestión. Archivo que es donde finalmente reside la distribución de la información reutilizable del activo que se abre al incorporarse a una lista de fichas o Catálogo de Open Assets.

Igualmente, siguiendo la aproximación de Open Data, la ficha o cabecera de un Open Asset elemental también incluye otro enlace al archivo correspondiente a la documentación relativa al contenido de su cuerpo y otro al de las licencias de uso de éste. Así mismo, sucede que los Open Assets elementales pueden estar formados no sólo por el contenido de su cuerpo, sino también por los de otros Open Assets elementales del mismo tipo con los que exista una determinada relación de dependencia. Es lo que en el sector de Open Data se viene conociendo como Linked Data; lo que en los documentos de texto se corresponde con el cuerpo principal y sus anexos; y lo que en el sector informático se conoce como la arquitectura de componentes de una aplicación. De ahí que la ficha o información estructurada de un Open Asset deba tener cinco enlaces a otros tantos archivos para hacer efectiva la apertura o distribución de su información: el del propio cuerpo del Open Asset en el que se encuentra ésta, el de su documentación, el de sus licencias de uso, el de su arquitectura de componentes y el de su descripción funcional.

Segunda generalización. Por otra parte, a una lista de fichas o Catálogo de Open Assets se le puede asociar también una cabecera cuyo cuerpo no sea tal sino la cabecera de otro catálogo similar o, de forma recursiva y finalmente, la de un Catálogo de Open Assets. De modo que, con esta segunda generalización, se puede obtener un árbol de catálogos que acaban conteniendo Open Assets elementales. Resultando así dos tipos de Open Assets, los elementales (Open Data, Open Reports y Open Apps) y los contenedores de éstos o de sí mismos (Catálogos de Open Assets). Si bien, como no tiene sentido que en un Catálogo de Open Assets elementales éstos sean de varios tipos, aquél sólo puede contener Open Assets elementales del mismo tipo definido para su catálogo raíz.

Por lo que, para evitar los efectos negativos de esta restricción y poder disponer de un contenedor o directorio en el que se pueda acabar teniendo todo tipo de Open Assets elementales, se requiere poder contar con una variante de los citados Catálogos de Open Assets. Ésta es la del Directorio de Open Assets, que sólo puede contener a otros directorios que, recursivamente, acaban albergando Catálogos de Open Assets y que, sólo a través de éstos, acaban albergando Open Assets elementales. Dándose la posibilidad de sindicar este árbol de contenedores con otros árboles similares por medio de la utilización de los enlaces existentes a ellos en los Catálogos de Directorios.

Tercera generalización. También cabe señalar que la apertura de cada uno de los citados Open Assets elementales es condición necesaria para que se pueda acceder a ellos y, por tanto, se puedan reutilizar. Aunque dicha apertura no sea condición suficiente para que su reutilización se pueda hacer sistemáticamente y mucho menos para que la propia información asociada a ésta pueda también facilitar la reutilización por parte de otros. Para ello es necesario hacer una tercera y última generalización, consistente en asociar también una cabecera a cada proceso de reutilización de un Open Asset elemental u Open Assets’ Reuse Process, de modo que estos procesos también se puedan considerar como un tipo de Open Asset catalogable, en los que se reutilizan los Open Assets elementales y como consecuencia de ello se generan también nuevos Open Assets que, a su vez, se almacenan en sus correspondientes catálogos. Resultando de estas tres generalizaciones que existe un subconjunto común a todas las cabeceras de todos los tipos de Open Assets citados, cuya extensión permite definir las cabeceras de los catálogos y directorios, por una parte, así como por otra las de los Open Assets elementales y, finalmente, por otra, las de los Open Assets’ Reuse Processes.

Con estos Open Assets se puede organizar un directorio con cualquier tipo de estructura en la que se desee publicar la información reutilizable del Sector Público, facilitándose la creación de catálogos de otros directorios que contengan información similar, bien sean los conocidos Open Data o cualquiera de estos nuevos Open Assets. Aproximación que el Gobierno Vasco está siguiendo para reutilizar sus Open Apps, por ejemplo.

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*