Las Buenas Prácticas en Contratación Pública salen muy rentables

Las Buenas Prácticas en Contratación Pública salen muy rentables

El jueves y viernes, días 10 y 11 de noviembre,  se celebró  en el edificio de la Bolsa de Bilbao un Seminario sobre Contratación Pública. Destacados expertos en este ámbito de la Administración  hablaron sobre las novedades que se han aplicado a la Ley de Contratos o las nuevas vías que se abren para la colaboración público-privada.  Todas las ponencias pueden ser descargadas para su consulta en la página web del IVAP.

Entre las principales conclusiones que se alcanzaron en este encuentro,  que reunió a un 150 asistentes,  esta la certeza de que la contratación pública no es una parcela aislada del momento económico que vive nuestra sociedad. Las buenas prácticas en este campo de la administración tienen una repercusión directa sobre el buen estado de las cuentas públicas y sirven como elemento dinamizador de las empresas que acuden a contratar con la Administración.

El Consejero de Economía y Hacienda, Carlos Aguirre se dirigió de manera directa a los participantes en el seminario. El  consejero aseguró que “los responsables de las finanzas en las diferentes administraciones somos los garantes de la optimización de los recursos de los que disponemos a la hora de acudir a la contratación y debemos hacerlo de manera ejemplar.”

“Y más aún en estos momentos”, añadió el consejero Aguirre. No se puede obviar la circunstancia de que el comienzo de la crisis global que ahora vivimos estuvo sustentado en una falta de transparencia en el sector financiero, y también de los mecanismos de regulación y control, que no fueron capaces de detectar a tiempo y corregir los extraordinarios desequilibrios que se estaban produciendo y desembocaron en una recesión a nivel planetario.

El incrementar la  transparencia y mejorar  la regulación debe estar en la base de toda actuación de los poderes públicos pero estos factores también ayudan  a la Administración a ser más eficaz. Son dos claves que estudiadas al detalle tienen mucho que ver con la mejora de la contratación administrativa.

La transparencia,  un término que podríamos decir que está de moda en el ámbito  general de lo Público, y al particular de la Contratación.  Desde hace varios años diferentes organizaciones establecen calificaciones o rankings  de transparencia en las administraciones públicas salen mejor o peor retratados según estén o no asimiladas a su visión de lo que es una administración transparente. Pero la transparencia, como quedo claro en el Seminario, se demuestra ejerciéndola.

El Gobierno Vasco, se dijo,  no trata a  la transparencia como un elemento pasivo, es decir, del administrador que responde a las consultas del  administrado cuando este le pregunta. Al contrario. En el campo de la contratación  la Administración General de la CAPV ha asumido que toda la información que se genera debe ser pública y además accesible de forma intuitiva y sencilla para cualquier ciudadano, empresa o institución que la necesite.

De este modo, y utilizando los medios que las nuevas tecnologías ponen a nuestra disposición, toda la política de compras, concursos y licitaciones del gobierno es transparente. Todo ello gracias al nuevo portal de la Contratación Pública en Euskadi o Plataforma Vasca de Contratación. Un portal que se impulsó desde el gobierno siguiendo el mandato del Parlamento Vasco y que cumplió un año de funcionamiento el pasado 20 de octubre, con más de 1.000 expedientes de contratación publicados.

Y también se hizo mención en el seminario a  iniciativas como el Perfil del Adjudicatario un registro donde cualquier ciudadano o empresa puede visualizar los contratos en vigor, su importe, quien ha contratado, qué,  y con quién.  Una iniciativa que se ha demostrado como la mejor vía para que cualquiera acceda a los contratos de la Administración Vasca.

Y, por último se anunció en primicia a los asistentes las nuevas potencialidades en materia de contratación pública que estarán en pocas semanas operativas impulsadas por la Dirección de Patrimonio y Contratación. Entre ellas el nuevo Registro de Contratos, que pondrá a disposición de cualquier interesado, no solamente las informaciones publicadas en el Perfil de Adjudicatarios, sino también conocer la evolución vital de dichos contratos:  si se han cumplido los plazos, si ha cambiado o no el precio o las modificaciones experimentadas por los mismos.

También y buscando el ideal de la administración sin papeles se va a potenciar la  buena práctica que supone que aquellas empresas que contratan con el gobierno no tengan que, periódicamente, presentar documentos que, con un simple cruce de datos entre administraciones públicas pueden ser comprobados. Interoperabilidad es la palabra.  Eliminar a los contratista que acuden a licitar con la Administración General de la CAPV la obligación de aportar semestralmente las certificaciones de estar al corriente de las obligaciones con Hacienda y la Seguridad Social, sustituyéndolas por la consulta automática del Registro Oficial de Contratistas (ROC) a las Haciendas Forales, Agencia Estatal de Administración Tributaria, y la Tesorería General de la Seguridad Social.

Estas nuevas actuaciones y otras ya en marcha ya están consiguiendo resultados ponderables. Son acciones que logran que fomentando la transparencia  exista mayor concurrencia a la hora de licitar con la administración. Al aumentar la concurrencia, se establece un círculo virtuoso,  y aumenta la competencia lo que consigue mejores precios en las adjudicaciones y optimizar de esa forma los recursos públicos.

About Author

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*