La Escala de Grises del Software de Fuentes Abiertas

La Escala de Grises del Software de Fuentes Abiertas

Entre el Software Libre o de Fuentes Abiertas y el Software Privativo hay grandes diferencias que podemos expresar de forma muy sencilla y nada técnica, suponiendo que el Software se distribuyera embalado en una caja imaginaria y que será de un tipo u otro según la escala de grises de dicha caja.

Si el software  es “totalmente libre”, la caja será transparente y podrás ver lo que contiene, podrás saber cómo funciona. Pero si es “totalmente privativo”, la caja será negra y no sabrás cómo funciona. Además, todas las cajas, ya sean transparentes o negras, vienen con un manual de instrucciones que dice lo que puedes y lo que no puedes hacer con ella. Cuantas más cosas prohíban en las instrucciones, menos libre será el software.

Entre la caja negra como el carbón y la caja transparente como el agua hay toda una escala de grises. Si la caja es negra y te la dan gratis, la llamamos “freeware”; puedes utilizarla sin pagar, pero no puedes saber cómo funciona. Si la caja es transparente, pero con instrucciones que te impiden hacer copias, lo llamamos “falso libre“. Si la caja es transparente, pero puedes pintarla de negro y dársela a otros, entonces es “opensource“. Si es transparente y además no es posible pintarla, entonces decimos que es “con copyleft“… Como ves, un motón de matices y posibilidades que conforman toda una escala de grises.

Y los sistemas operativos son más complicados, porque en realidad son conjuntos de programas. Es decir, cajas que contienen cajas, que a su vez contienen cajas, que a su vez… Hay sistemas operativos muy transparentes, como son Debian y Ubuntu, donde todas las cajas son transparentes y sus instrucciones te dejan hacer casi todo. También tienen cajas grises y negras, pero les ponen un cartel enorme que pone “NON-FREE” o “CONTRIB” para que las identifiques. Otros, aun siendo libres, combinan cajas transparentes, con grises y negras e incluso añaden algunas instrucciones que impiden copiar algunas cajas. Los usuarios, podemos poner cajas negras dentro de las cajas transparentes (siempre que sean “interoperables”), como cuando instalamos una base de datos Oracle en un servidor Linux.

En resumen, el mundo del software libre ofrece un sinfín de posibilidades. Cuanto más transparentes sean tus cajas y menos límites tengan sus instrucciones, más libres serán tus sistemas, y más ventajas tendrás (independencia, ahorro de costes, calidad, seguridad…).

¿Te parece complicado? Pues déjate aconsejar por quienes lo conocen y enseguida lo dominarás.

Firmado: Miguel Jaque (Director de CENATIC) y Serafin Olcoz (Director de Informática y Telecomunicaciones del Gobierno Vasco)

About Author

Comments

  1. Xabier Uriarte
    Xabier Uriarte 2 marzo, 2012, 11:45

    Muy buena la metáfora de las cajas para describir los diferentes tipos de software: gráfico y sencillo.
    Enhorabuena.

    Reply this comment
  2. Antonio Novo
    Antonio Novo 11 marzo, 2012, 10:58

    Felicidades, realmente muy ilustrativo el ejemplo.

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*