Empieza el baile: documentalistas, gestores web y medioambiente a escena

Empieza el baile: documentalistas, gestores web y medioambiente a escena

Por algún sitio hay que empezar. Y cuando son muchas las opciones siempre tienes la sensación de que deberías ser capaz de manejar al mismo tiempo más alternativas. Pero ya dice el refrán que quien mucho abarca poco aprieta. Así que mirando a un buen número de criterios, hemos decidido comenzar el proyecto de comunidades de práctica y equipos de innovación por vías que nos parecen naturales: documentalistas, gestores web y medioambiente.

Ya hemos ido retransmitiendo en este blog el trabajo en curso: el día en que lo presentamos, las potenciales mejoras que se veían, las dificultades que prevemos y las posibles comunidades y equipos que barajábamos.

Cuando decimos comenzar, la táctica es importante. Por eso queremos dar paso -hay que hacer los contactos adecuados- a comunidades que a fecha de hoy ya disponen de vínculos naturales. Vamos a tratar de aprovechar las olas y surfearlas. Crear olas es solo algo que con una gran inversión y tecnología punta se puede hacer. Pero nosotros vamos a ser más humildes.

Queremos empezar a trabajar con documentalistas y con gestores web. Y luego ya continuaremos con quienes trabajan en políticas de género o en salud pública. Tiempo al tiempo. Tenemos que aprender y necesitamos experimentación controlada… hasta donde sea posible. Pero que esto no pare otras iniciativas. Tendremos que ver cómo acompañamos a unas de forma más intensa y cómo podemos ayudar a que otras vuelen con menos tutorización.

Algo parecido se puede decir de los equipos de innovación. A través de la información recogida en las tarjetas que usamos en la presentación del 23M son muchos los posibles caminos a tomar. Vamos a comenzar con uno en concreto: el que tiene que ver con la gestión medioambiental. Se trata de un asunto complejo pero que encierra gran potencial de mejora. Por eso nos interesa ver cómo puede contribuir un equipo de innovación concreto dentro de la Administración a iniciativas globales que son objetivo compartido por toda la sociedad.

Este pasado 11 de abril nos reunimos con una sesuda lista de criterios para analizar qué comunidades de práctica y qué equipos de innovación poner en marcha. Y también para concretar con qué metodología de partida arrancaríamos. Al final usamos sentido común (eso creemos). La lista de criterios la vamos a simplificar para que pueda servir en futuras decisiones y seguro que la compartiremos por aquí. Pero había que decidir y comenzar por algún lado.

Así que la prioridad está clara. Ahora hay que contactar con personas concretas, escuchar y ver qué táctica en cada caso es más interesante. Vamos a utilizar SharePoint como soporte para las conversaciones y la ubicación de documentos comunes que surjan de comunidades y equipos. No nos vamos a liar. Tenemos que ver también quiénes conforman el núcleo de las comunidades y equipos y qué otras personas conforman el colectivo que debe participar o que está afectado de alguna manera.

Esto se mueve, empezamos. Sin prisa pero sin pausa. Seguiremos contando por aquí cómo va todo. Y sugerencias bienvenidas, por supuesto.

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*