Cadena de Valor y Modelo de Gestión de las TICs

Cadena de Valor y Modelo de Gestión de las TICs

Las Administraciones Públicas, como la mayoría de las Corporaciones empresariales no tienen por finalidad el desarrollo de productos y servicios informáticos sino que se sirven de ellos para casi todo lo que hacen. De ahí que a veces se confunda cual es el papel de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TICs) en dichas organizaciones.

Es imprescindible aunque puede que no sea estratégico contar con infraestructuras propias de computación y de comunicaciones. Este tema daría lugar a un debate y más hoy en día, con el camino que parece que lleva la disponibilidad de acceso a infraestructuras a través de internet, como servicios que se pagan según se usen, esto es, Cloud Computing. Sin entrar en materia y por seguir un orden lógico, dado que sobre las infraestructuras se ejecutan las aplicaciones informáticas con las que se prestan los servicios, se podría decir que existe un escalón de la cadena dedicado a ello y que podríamos denominar, de forma genérica, Centro de Proceso de Datos. Este servicio, como los demás que componen la Cadena de Valor de las TICs puede considerarse una unidad de negocio que tiene sus propias características en lo que a organización, metodología, procesos, cualificaciones y competencias, etc se refiere.

En el otro extremo de la Cadena de Valor se encuentra el servicio que más aporta a la organización pues transforma sus necesidades funcionales en especificaciones tecnológicas, abstrayendo éstas de tal modo que su cliente entienda en su propio lenguaje lo que pide y lo que obtiene como resultado de interaccionar con este servicio. A la vez que éste le ofrece información acerca de los indicadores clave que le facilitan la toma de decisiones en la evaluación y dirección de la gestión de su negocio.

Evidentemente, tratándose de TICs es necesario que alguien se ocupe de los componentes tecnológicos, su evolución, normalización o estándares, en definitiva de su arquitectura tecnológica y también de la gestión de la propiedad intelectual que se incorpora en estos productos y servicios tecnológicos. Además de ocuparse también de la arquitectura tecnológica de las infraestructuras en las que se ejecutan las aplicaciones y de la de éstas, tanto a la hora de su definición o diseño como de su paso a producción y mantenimiento. Por lo que se evidencia la necesidad de que exista un cuarto tipo de servicio o de negocio que interviene en esta Cadena de Valor de las TICs cuyo objetivo es el de gestionar de la forma más sistemática y cualificada posible el desarrollo informático de las aplicaciones que cumplen las especificaciones establecidas por la organización que las va a usar, teniendo en cuenta todos los requisitos tecnológicos que gestiona el tercero de los servicios expuestos.

Se trata de cuatro servicios relacionados y que a veces no están bien definidos o incluso están entremezclados, siendo conveniente separarlos con objeto de desarrollar adecuadamente las características propias del catálogo de servicios de cada uno de ellos y de mejorar en la prestación de los niveles de calidad de los servicios acordados con cada uno de ellos. Algunas corporaciones podrán decidir tener todos o parte de ellos formando parte de su organización y, en el caso de las Administraciones Públicas, además, podrán decidir cuáles forman parte de la Administración General y cuales pasan a ser parte de la institucional, a través de Sociedades Públicas. La organización resultante responde a lo que se viene definiendo como Modelo de Gestión de las TICs y en la revisión de éste es en lo que ahora mismo estamos trabajando en el Gobierno Vasco, en el marco del Plan de Innovación Pública (PIP).

About Author

Comments

  1. Jorge
    Jorge 4 noviembre, 2011, 10:36

    Sin duda que la tarea es ambiciosa y compleja. Mucha suerte en este viaje y no olvides nunca que además de consultores siempre es interesante la participación de “frikis” para que la visión sea más abierta de mente y sin el lastre de la experiencia ;o)

    Reply this comment
  2. José Félix Crego
    José Félix Crego 19 diciembre, 2011, 21:04

    Considero muy interesante el esquema dibujado y tu mención al cuarto pilar del modelo. Es esa zona de interfase entre el color púrpura (Corporación) y verde (análisis de requisitos…) la que más me preocupa y me interesa, y ahí es donde precisamente tengo alguna o muchas experiencias vividas, y aún muchísimas dudas e inquietudes. ¿Quiénes deben participar?¿Todo/as?¿Sólo la parte tecnológica que detecta las necesidades y/o ineficiencias de los procesos de trabajo de la Administración?¿Debemos aceptar que haya funcionario/as que rechacen implicarse y que sólo quieran un paquete informático “que lo haga todo, que sea fácil de usar, muy barato y además que esté disponible para antes de ayer, y que tenga en cuenta todas las manías y bypasses (léase chapucillas administrativas) que necesiten”?
    Sería interesante ponerlo en común con otras AAPP también.

    Saludos.

    Reply this comment

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*